septiembre 10

Mi libro

Las Esquelegirls y el principio del fin.

esquele2

Me gusta mucho contar historias y dibujar, así que quise hacer una novela ilustrada con mis dibujos digitales. Quiero compartirte el primer capítulo de mi libro:

Capítulo 1

Año 3008 – Esquelepoth.

La noticia

 

Era la décima vez que Cattlin y Rakel veían “Invasión extraterrestre”, pero le prestaban atención como si fuera la primera.

  “¡Ríndete alienígena, jamás dominarás Esquelepoth!”

    —Ay, esta es la parte que más me gusta… —suspiró Cattlin.

—Sí, cómo me gustaría estar en una de esas naves…

—¡Niñas, vengan a cenar! —gritó la madre de Rakel, la señora Hájal.

—¡Ya vamos mamá! —le respondió con fastidio Rakel— ¡Sólo falta un ratito para que acabe la peli!

En ese momento, interrumpieron todos los programas con un comunicado del gobierno:

“Respetables habitantes de Esquelepoth, interrumpimos la transmisión para informarles que Esquelepoth ha llegado a su punto máximo de muerte de especies, aunque nuestros expertos están trabajando arduamente, aún se desconoce la causa. Necesitamos voluntarios para hacer una expedición atravesando el agujero de gusano W-803 para buscar un mejor mundo para vivir.”

Las chicas se miraron.

—¿Estás pensando lo mismo que yo, Cattlin?

—Creo que sí Rakel

—¡Vamos niñaaaas!

—¡Ya vamos mamá! —volvió a decir Rakel, y juntas bajaron tomadas de la mano.

—Al fin llegan niñas —les dijo la señora Hájal—. Te prestaré mi máquina Cattlin.

Las chicas se metieron en las máquinas que ya estaban cargadas con su ración de mineral quitxel. Las máquinas eran unas cápsulas parecidas a una cama solar, y dentro tenían unas pequeñas mangueras con un pico que te colocaban el mineral quitxel en los huesos, y es que Rakel y Cattlin eran esqueletos, de hecho todos en ese mundo eran esqueletos.

Las chicas fueron arriba otra vez y se pusieron a ver las estrellas durante largo rato, Cattlin se fijó en su favorita: un sol llamado Keydez.

—También es mi favorita Cattlin —le dijo Rakel, que la había estado observando todo ese tiempo. Cattlin sonrió y juntas se fueron a la cama.

 

Si quieres saber cómo sigue esta historia, pronto podrás tener el libro en tus manos. 

 

16 COMMENTS :

  1. By Mónica on

    Muy interesante. Me encantaron los nombres, de absolutamente todo. Necesito leer lo que sigue, sería interesante saber una descripción más amplia del entorno en el que se desenvuelve la trama, muero por leerlo y mis hijos también,
    Saludos y felicidades,
    Mónica

    Responder
    1. By Gaia (Autor del artículo) on

      Hola Mónica, que bueno que te guste, tenía pensado terminarlo para Fin de Año pero cómo quise hacer rápido lo de INEA se hizo un poco más lento, pero para el año que viene estará listo

      Un beso =¬D

      Responder
  2. By Cosi Losi on

    Gaia que bonito libró también pienso en escribir uno, si te gusta leer tienes que leer el libro Ami El Niño de las estrellas de Enrique barrios te va a gustar.

    Responder
  3. By Ruth on

    Gaia tienes mucha imaginacion es muy interesante.
    Yo tambien estoy escribiendo un libro.

    Responder
    1. By Gaia (Autor del artículo) on

      Gracias por los alagos Ruth,
      Que padre que estés escribiendo un libro… ¡SUERTE!

      Responder
        1. By Gaia (Autor del artículo) on

          Que padre Ruth, ¿cuando lo acabes puedo leerlo? 🙂
          ¡SIGUE ADELANTE!

          Responder
    1. By Gaia (Autor del artículo) on

      Hola Isaac!!!
      Que bueno que te guste.
      Muy lindo tu blog, están muy buenas las historias.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *